top of page

Acerca de Marvin

Photo%20May_edited.jpg

Niñez

Marvin Rodríguez nació el 21 de septiembre de 1979, en El Salvador. En 1986, durante la Guerra Civil en su país natal, Rodríguez junto a su madre y sus dos hermanas mayores emigraron a los Estados Unidos. Al llegar, Rodríguez y su familia se establecieron en la comunidad de Pico-Union en la ciudad de los Ángeles. Ahí, él asistió a la escuela primaria Norwood Street Elementary. Al terminar la primaria, asistió a la escuela secundaria John Adams Middle School. Por último, asistió a la preparatoria Hollywood High School. Marvin Rodríguez completó todos sus estudios en escuelas públicas del Distrito Unificado de Los Ángeles (LAUSD). El apoyo de su madre y de sus maestros fue esencial para su desarrollo emocional y académico. Ellos inculcaron en él la importancia de los estudios.  Rodríguez se desarrolló excelentemente en programas de Educación Bilingüe y programas Magnet. Para él, el éxito de esos programas se debió a maestros y maestras que demostraron su pasión por la enseñanza, y por el amor y compromiso a sus estudiantes. La labor imparable de estos docentes fue la clave para que él terminara sus estudios exitosamente. 

Estudios universitarios e incorporación al Ejército 

 

Marvin Rodríguez se graduó de la preparatoria en 1998. Después de su graduación se matriculó en la Universidad Estatal de California en la ciudad de Northridge (CSUN).  Al mismo tiempo, decidió ingresar a la Marina estadounidense. Ahí, tuvo la oportunidad de servir a la nación y a la vez continuar con sus estudios universitarios. En el año 2000, Marvin Rodríguez formó parte del programa Youth Services, dicho programa pertenece a (LAUSD). Aquí, él trabajaba y ayudaba a los estudiantes de primaria. Sin embargo, debido a los atentados terroristas del 11 de septiembre del año 2001, Rodríguez tuvo que abandonar sus estudios universitarios y el programa Youth Services, para dedicarse a tiempo completo al ejército y formar parte de la campaña militar en Iraq en el año 2003.  La experiencia y vivencias durante este conflicto armado hicieron que Marvin Rodríguez descubriera su vocación y deseo de ser docente. Las experiencias vividas con las comunidades necesitadas en Iraq y un deseo de servir a su comunidad le impulsaron y motivaron a reanudar sus estudios universitarios después de completar su servicio militar.

Enseñanza

En el año 2005, Marvin Rodríguez recibió su Licenciatura en Economía de la Universidad Estatal de California en Northridge (CSUN). En ese mismo año, comenzó su carrera de docente en la escuela Magnolia Science Academy en la ciudad de Reseda, enseñando español. También, asistió a la National University, de donde obtuvo una Maestría en Estudios Multiculturales con énfasis en la Adquisición de un Segundo Idioma. Al término de su Maestría, se sumó a la escuela para adultos North Hollywood-Polytechnic Community Adult School. Por las noches, daba clases en español de GED  para los adultos. En el año 2014, comenzó a trabajar en  Cleveland High School como maestro de español. Además de enseñar, es líder voluntario con Students Run Los Angeles (SRLA). Este es un programa creado para los estudiantes de las escuelas secundarias y las preparatorias de la ciudad. Este programa promueve el desarrollo del temple, entereza y condición física para entrenar y completar el Maratón de Los Ángeles. Además, esta experiencia les ayuda a los jóvenes a descubrir sus capacidades y a hacer planes para su futuro, esta experiencia le da la oportunidad a los maestros voluntarios y a los jóvenes participantes a completar el entrenamiento juntos, creando un vínculo de apoyo entre todos ellos. De esta manera, Marvin Rodríguez continúa aprendiendo de las experiencias que sus estudiantes le brindan y comparten día a día. Es así que su compromiso y dedicación se fortalecen al ver el éxito de sus estudiantes gracias a la educación pública. 

Familia

En la actualidad, Marvin Rodríguez vive en la ciudad de Arleta junto a su esposa Janette Rodríguez y sus dos hijas, Heaven y Journey Rodríguez. Su esposa Janette, provee servicios de salud mental a la comunidad. Su hija mayor Heaven, asiste a la escuela Cleveland High School, y su hija menor Journey asiste a Haddon Avenue STEAM Academy.

IMG_9680.HEIC

Enfoque

Asegurando la Promesa de la Educación Pública

La pedagogía para mí es una de las carreras más importantes que existen, ya que tienen que ver con la enseñanza y la educación de los niños y de los jóvenes. Para mí, la enseñanza es una responsabilidad y yo como maestro siento que tengo esa responsabilidad con todos mis estudiantes. Es importante inspirarlos y motivarlos a ser las mejores versiones de sí mismos. Yo pienso que todos poseemos lecciones valiosas que podemos compartir con ellos y motivarlos a contribuir de manera positiva a nuestras comunidades. 
Yo me estoy postulando como miembro  para el consejo escolar del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles, ya que para mí la educación pública desempeña un papel muy importante en nuestra comunidad. Es imperativo, fortalecer a nuestras comunidades con las herramientas necesarias para superar las adversidades sociales y económicas. Estoy convencido que la función principal de la educación es ayudar a que las metas de nuestros niños y jóvenes sean  alcanzables. Por lo tanto, creo plenamente en la importancia de crear condiciones equitativas y garantizar que todo estudiante tenga la oportunidad de alcanzar sus metas, proveyendo los recursos necesarios para todas nuestras escuelas. Es importante que la comunidad restablezca la fe en nuestras escuelas. Estoy convencido que la representación en el consejo escolar debe venir de los miembros de la comunidad. Por estas razones le pido a la comunidad su voto, ya que trabajaré incansablemente para que nuestras escuelas públicas cumplan su promesa a nuestros estudiantes y sus familias. 

 Para lograrlo debemos enfocarnos en lo siguiente:
1.     Nos oponemos a los esfuerzos de privatización de nuestra educación que pretenden determinar quienes salen adelante y quienes se quedan atrás en nuestras escuelas. No podemos permitir que estos esfuerzos sigan convirtiendo las escuelas chárter en armas para debilitar nuestro sistema de educación pública al crear las condiciones que obligan a nuestros estudiantes a disputarse fondos y recursos limitados destinados a la educación pública. 
No podemos permitir que estos esfuerzos sigan llegando a nuestras comunidades usurpando un papel filantrópico y simplemente dejando a su paso los riesgos y costos asociados con sus fallidos emprendimientos capitalistas.
2.     Nos oponemos a la narrativa que pinta de egoístas a nuestros maestros por exigir salarios e incentivos justos en compensación por su trabajo en apoyo al éxito de sus estudiantes. Tenemos que defender a nuestros maestros y exaltar su admirable labor al escuchar sus necesidades y proporcionarles los recursos necesarios para ejercer su trabajo eficazmente.
3.     Aseguramos fondos para un acceso equitativo a una educación pública de calidad para todo estudiante, especialmente para nuestros estudiantes más vulnerables. Nos oponemos a planes presupuestarios que afectan de manera negativa a nuestros estudiantes y maestros. Nuestros estudiantes merecen un compromiso entero con sus estudios durante tiempos económicos buenos y malos. 
El comité escolar debe resistir los recortes de fondos destinados a la educación de nuestros estudiantes. Después de todo, la obligación del consejo escolar es asegurar el éxito de los estudiantes y comunidades que representa.
4.     Aseguramos el bienestar académico, físico y emocional de nuestros estudiantes. Abogamos y exigimos medidas para el incremento de fondos destinados hacia planes de estudios que apoyen los orígenes culturales de nuestros estudiantes y ayuden a fomentar y desarrollar  sus identidades raciales y culturales. 
Tomamos pasos concretos para resolver las prácticas comunes en nuestras escuelas de tomar acciones disciplinarias que afectan de manera desproporcionada a nuestros estudiantes de color. Optamos por medidas restaurativas en lugar de criminalizar a nuestros estudiantes debido a estereotipos raciales y culturales.
También incrementamos los fondos destinados a los servicios de salud mental de nuestros estudiantes y personal escolar. Expandimos el uso de apoyo social y emocional en nuestros planes de estudios.
5.     Obtenemos fondos para proveer los servicios suficientes y adecuados a nuestros estudiantes con necesidades especiales de manera consistente y así garantizar su bienestar y éxito académico, físico y emocional. Les ofrecemos oportunidades de desarrollo profesional específico a nuestros maestros para que estén mejor equipados para crear un plan de estudio entero y accesible a todo estudiante. Debemos invertir en personal auxiliar en el aula para el suplemento de apoyo físico y académico de nuestros estudiantes con necesidades especiales.    
6.     Trabajamos para garantizar una educación temprana universal de calidad para que nuestros niños en comunidades de bajos recursos tengan oportunidades equitativas para ser exitosos en su crecimiento. Los estudios señalan hacia la importancia de la educación temprana para nuestros niños. Debemos hacer uso de esa información para guiar nuestro compromiso y nuestra inversión en la educación temprana de nuestros niños.
7.     Expandimos el acceso a la participación comunitaria en el proceso de decisiones a nivel de distrito y consejo escolar. Por internet o en persona, las juntas del consejo deben programarse a una hora que les permita a los padres y maestros participar en las juntas después del trabajo. 
Debemos alentar la participación de los padres y miembros de la comunidad y pedir que contribuyan al diálogo en las decisiones sobre la salud y seguridad de sus hijos.

 

Sólo por medio de una nueva visión de la educación pública podemos lograr lo previo. Debemos comprometernos con una visión que reconozca el poder y beneficio de las escuelas comunitarias para que nuestros estudiantes encuentren en ellas lo que necesitan para salir adelante de manera absoluta. Necesitamos una visión que conciba que el esfuerzo de cada estudiante por el aprendizaje no sólo es para sacarle provecho económico sino también para liberarse y convertirse en ciudadanos globales empáticos por medio del conocimiento. Debemos tener fe en el poder que existe en crear comunidad y esforzarnos por construir lo mismo en todas nuestras escuelas del distrito para nuestros estudiantes.

bottom of page